Como multiplicar la señal wifi dentro de casa

Las viviendas de obra nueva, o aquellos que se han reformado íntegramente, disponen, por ley, en la mayoría de habitaciones de tomas de usuario para banda ancha, para facilitar la conexión a Internet desde cualquier punto de la casa . Pero qué pasa con el resto de viviendas, ¿la gran mayoría?.

Descubre cómo puede hacer llegar su conexión a Internet a todos los rincones de su hogar.

La mayoría de hogares disponen de conexión de banda ancha mediante línea ADSL o de fibra óptica, con un router (enrutador) que permite la conexión de dispositivos a través de cable o de tecnología sin-hilos (WiFi).

Sin embargo, muchos usuarios no les basta. Cada día disponemos de más dipositivos que se conectan a Internet y queremos o necesitamos conectarnos desde cualquier punto de la casa, pero el router no da al alcance.

Un piso muy largo, con el router situado en una punta, o una casa con varias plantas dificulta que la red WiFi de nuestro router abarque todas las habitaciones, y hacer llegar cable en todas partes es un gasto y un dolor de cabeza que la mayoría nos gustaría ahorrar.

A continuación os presentamos una serie de soluciones más o menos económicas para que pueda aprovechar al máximo la conexión a Internet que tiene contratada en casa:

Repetidores de WiFi

Uno de los mecanismos para multiplicar nuestra señal WiFi dentro de casa es a través de los llamados amplificadores o repetidores WiFi.

Se trata de pequeños aparatos que podemos colocar en cualquier enchufe eléctrico de nuestra casa. La única función que hacen, en general, es detectar los diversos señales y volverlos a emitir con más fuerza, manteniendo la misma frecuencia y datos de acceso a la red.

repetidor-wifi

Repetidor wifi convencional

Normalmente estos aparatos se colocan a medio camino entre el router y el lugar desde donde queremos establecer la conexión (la otra punta del piso, por ejemplo), en un punto donde aún pueda captar la señal de nuestro router.

Transporte de señal vía red eléctrica

En el mercado podemos encontrar otro tipo de aparatos que nos permiten hacer llegar Internet en cualquier punto de la casa utilizando la instalación eléctrica, es decir, se utiliza el cableado eléctrico para transportar, también, la señal de Internet , los datos.

Esta tecnología de comunicaciones por línea eléctrica es conocida bajo las siglas PLC (Power Line Communications) o PLT (Power Line Transmission).

Aparatos para comunicaciones por línea eléctrica o PLC

plc-wifi

Esquema general de un PLC wifi

El sistema consta de un aparato receptor y un aparato emisor. Ambos pueden parecerse a los aparatos repetidores de señal, ya que también tienen unas medidas similares y se pueden colocar en cualquier enchufe de la casa, pero tienen algunas funciones diferentes.

El aparato receptor debe colocarse en un enchufe cerca del router, ya que se deben conectar entre sí mediante un cable de datos normal. La función del aparato receptor es básicamente recoger la señal de Internet vía cable y transformarlo para que pueda circular por los cables eléctricos.

El aparato emisor se puede colocar en cualquier enchufe de la casa y es el encargado de decodificar los señal que viaje por los cables eléctricos y devolverlo en su estado original. Este aparato funciona como un nuevo router. Según el modelo, se le puede conectar un cable de datos (para hacerlo llegar a nuestro ordenador o dispositivo) o se le puede configurar para que emita una nueva señal de WiFi, diferente al del router.

A este nuevo señal de WiFi le podremos asociar otro nombre de red (para diferenciarla del resto de señales) y restringirlo, por seguridad, con la configuración de una contraseña.

Habitualmente los fabricantes de estos dipositivos los ponen a la venta con lotes de dos unidades, un recetor y un emisor, sin embargo, muchas veces también podemos comprar unidades emisoras sueltas del mismo modelo. De este modo, podremos disponer de conexión por Internet con cable en varias habitaciones a la vez, y disponer de conexión vía WiFi en el punto donde queramos.

Situación del router

Antes de aplicar alguna de las soluciones que proponemos, ¿habéis probado de cambiar el router de sitio? La antena del WiFi debe estar colocada en vertical, para repartir mejor la señal, y el router tiene que estar, a ser posible, en el centro del piso o de la casa (siempre y cuando podamos disponer cerca de una roseta de conexión telefónica).

También podemos optar por poner el router encima de un mueble, donde quedará escondido y sin obstáculos.

Debemos tener en cuenta que pueden existir elementos que interfieran en el señal WiFi, y tendremos que procurar, si nos ocasionan problemas, mantenerlos suficientemente distantes del router. Nos referimos por ejemplo a teléfonos inalámbricos, microondas, objetos metálicos como estanterías.

Efecto repetidor wifi casero

Un primer remedio para procurar hacer llegar más lejos nuestra señal WiFi es intentar crear una pantalla focalizadora por la antena con objetos que podemos tener por casa. Se trata de convertir la antena del router en una pequeña antena parobòlica casera y que algunos lo pueden confundir con un repetidor wifi casero.

Aunque en Internet se encuentran gran variedad de artilugios, en este artículo te contamos dos:

Papel de aluminio

Se trata de realizar una pantalla rectangular y curvada alrededor de la antena, lo enfocaremos hacia el punto de la casa donde llega poco señal WiFi. Con el fin de darle un cierto refuerzo, también podemos coger un recorte de cartulina y forrarlo con el papel de aluminio. Podemos utilizar un CD viejo, como base, y aprovechar el agujero, para encajarlo con la antena que, a su vez, hará de apoyo.

Lata de refresco

Buscando un sistema y estructura similar a la anterior, utilizaremos una lata de refresco cualquiera. En este caso, habrá que prever las medidas necesarias para no cortarnos.

Cogemos una lata vacía y limpia, a la que le cortaremos el culo con la ayuda de un cúter y unas tijeras.

A continuación, cortaremos la parte superior, pero no del todo, ya que la tapa debe quedar unida con la pared de la lata justo por el lado donde está la boca del envase (por donde extraiga el líquido normalmente).

Seguidamente, cortamos en vertical la pared de la lata justo por el lado opuesto de la boca. Abrimos la pared de la lata y ya lo tendremos!

La boca de la lata nos servirá para enqueixar nuestro artefacto con la antena del router.

Canal de frecuencia de emisión

Una de las principales causas del poco alcance de una red WiFi es la saturación de redes en las zonas con gran densidad de viviendas. Muchas veces nos encontramos que estando en casa o rondando por la calle, nuestros dispositivos detectan infinidad de señales con mayor o menor intsensitat, y que van y vienen. Esto es debido a que el espacio radioeléctrico destinado a este tipo de redes es limitado (se trata de una franja de frecuencias). Del mismo modo que sucede con las radios, una señal puede sobreponerse a otro.

Un router WiFi está preparado para emitir a través de un rango de frecuencias cercano a 2.4 GHz, 3.6 GHz o 5 GHz. Estos rangos se dividen en canales (en el caso de la radio, serían las diversas frecuencias de las emisoras). Por ejemplo, el rango cercano a 2.4 GHz dispone de 14 canales (separados entre ellos por 5 MHz).

Todo ello provoca que, ante la concentración de señales WiFi en un mismo lugar y sumando el hecho de que hay pocos canales de emisión, sea frecuente que dos o más routers WiFi cercanos puedan emitir por el mismo canal y causar así problemas de conexión en nuestros dispositivos.

Si esta es la causa de nuestra mala señal, la solución es simple: tendremos que entrar a la administración de nuestro router y cambiar el canal de emisión de la señal WiFi. Para ello será necesario que consultamos el manual de configuración de nuestro router, para saber cómo acceder y hacer el cambio. En el caso de disponer de un router proporcionado por nuestra compañía de Internet, también podremos llamar a su servicio técnico para que nos ayuden durante la configuración.

Cambio de antena

Antenas WiFi mayoría de routers WiFi del mercado disponen de una o dos antenas para poder emitir con la suficiente intensidad para la que han sido diseñados. Según el modelo del router, estas antenas se pueden desenroscar y ser sustituidas por otras. Si nuestro router permite hacer un cambio de antenas, podremos substuir el original por una más grande, una que disponga de cable, una antena monofocal …

antena-wifi-omnidireccional-para-router

Antena wifi para router

Antes de comprar una antena, será necesario verificar siempre que nuestro router permita esta opción. En el caso de los routers que ofrecen de serie las compañías de telefonía, la mayoría de veces vienen con antenas fijas no intercambiables.

Uso de un segundo router antiguo

Existe otra opción para ampliar el alcance de nuestra conexión a Internet en casa, pero sólo es apta para aquellas personas con conocimientos técnicos superiores. Se trata de reutilizar un router que tengamos guardado y no usamos (quizás porque hemos cambiado de compañía de Internet y nos proporcionaron un aparato nuevo).

Deberían conectar entre ellos mediante cable o WiFi, y configurar el segundo porque ampliara la señal de la red. Pero hay que reiterar que esta opción, por su grado de complejidad y por la disparidad de modelos de routers, no es una posibilidad real para muchos usuarios, pero que hemos querido enumerar porque es una posibilidad más.

This entry was posted in Repetidor wifi and tagged . Bookmark the permalink.